EE: 2017 Año Nuevo Quejumbroso

Estado de los Estados Dic 10, 2016 | Las fiestas decembrinas, con la navidad, año Nuevo, regalos, fiestas, son fechas muy familiares, fraternas, en donde la solidaridad está a flor de piel, pero, qué pasa los enfermos que están hospitalizados, o...
Estado de los Estados Dic 10, 2016 | Las fiestas decembrinas, con la navidad, año Nuevo, regalos, fiestas, son fechas muy familiares, fraternas, en donde la solidaridad está a flor de piel, pero, qué pasa los enfermos que están hospitalizados, o los internos de la cárcel municipal? La periodista Lilia Arellano abordó este tema con sus colegas Jorge González Durán, Georges Gouber, Jennifer Aguilera Romero, además del empresario Francisco Armand, María Luisa Fuentes Rangel, jefa del Departamento de Enseñanza de la Jurisdicción Sanitaria número 2, Margarito Olán, coordinador del programa de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Maestro Juan Alberto Montoya, Sub secretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad. El Comité Técnico de la Secretaría de Seguridad Pública organiza eventos como posadas familiares, pastorelas, obras de teatro en que participan los internos. Muchas veces también ofrecen cenas por navidad o fin de año. En esos encuentros participan autoridades educativas y voluntariado. Con la nueva ley en materia, el Estado es el único responsable de la alimentación de los internos, por lo que si alguna familia pretende llevar algún platillo especial, debe contar con la autorización de las autoridades penitenciarias. Las mujeres son las menos propensas a disfrutar esos convivios en la cárcel, pues regularmente prefieren estar solas, no permiten que sus familiares, y mucho menos sus hijos las visiten, posiblemente sea por vergüenza de estar presas. En su opinión no todos los internos son bandidos ni todos tienen familiares que les lleven de cenar o compartan esas fechas. En el IMSS los trabajadores y personal médico pasan esas fechas especiales trabajando, incluso, Quintana Roo es el único Estado en todo el país en que las clínicas familiares atienden los siete días de la semana. La alimentación de los enfermos no varía pues están sujetos a dietas especiales, muchas veces estrictas, y no pueden hacer cambios ni unificar platillos, pero regularmente esas fechas generan depresión en los pacientes por lo que los médicos procuran dar de alta a los que no tienen cuadros graves y pueden recibir cuidados en sus casas pues muchas veces el dolor que sufren los pacientes es más emocional que físico. En otras ocasiones, cuando es posible, los mismos pacientes tienen la posibilidad de tomar la decisión de permanecer en el nosocomio o recibir un alta. Los periodistas opinaron que las cosas han cambiado tanto, hasta en el interior de las cárceles, pues no es lo mismo matar, como lo hacían antes, que descuartizar, como lo hace ahora el crimen organizado, pero aún así, en las cárceles de antes, como la de Chetumal, todos los internos, que mayormente caían por robo, se conocían o eran familiares, entonces en estas fechas compartían sus alimentos y se sumaban en una gran fiesta. En esa cárcel estuvo el policía que asesinó al líder estudiantil yucateco Efraín Calderón Lara, conocido en Mérida como “el Charras”, y más adelante llegó el jefe policíaco quien fue autor intelectual. Esa misma cárcel de Chetumal, tenía una cafetería en la parte exterior del recinto, en donde los internos trabajaban de meseros. El panel concluyó en la necesidad de contribuir para llevar un poco de ayuda o alegría en esos centros en que los sentimientos se acentúan en esas fechas. Visita www.liliaarellano.com